lunes, 14 de abril de 2008

El primer tropiezo

Todo listo y previsto y de repente, el primer tropiezo. Viajaremos hasta el inicio de nuestra caminata en mi carro, más que revisado con cambios de aceite y revisión de frenos y llantas, aunque no es un viaje muy largo es mejor estar prevenido; pero como mis conocimientos mecánicos son tan escasos, las revisiones se limitan a la cantidad de aire en las llantas, liquido refrigerante y gasolina para llegar bien al destino; entonces, como si se tratara de una ayuda especial, sucede lo imprevisto.

Dicen que es la rótula de suspeción, pero habrá que escuchar la opinión de un experto. Viajaba a escasos 20 kilómetros por hora porque me disponía a hacer un alto cuando mi carro cedió a la presión y cayó sobre la llanta delantera derecha, se desmontó y no pudo avanzar más. Las dificultades pertinentes, llamar al seguro para un servicio de grúa, por ser domingo, difícilmente encontraría un taller mecánico abierto, así que tuve que dejarlo en un parqueo hasta que hoy, encontrara donde hacer el arreglo. Espero tener suerte!

En una mente negativa, la historia sería: Es un aviso, mejor voy a cancelar el viaje. Pero como me siento tan positivo con respecto a este paseo, más bien pienso que fue una ayuda especial, mi carro falló acá, antes de salir y he tenido la oportunidad de arreglarlo, peor sería que me hubiera sucedido semejante cosa en la carretera, a toda velocidad y lo peor, junto con mis hermanos. Todo parece indicar que será un viaje sin contratiempos, ya que estos me están sucediento antes de salir.

Veremos que acontece el día víspera de nuestra partida.

3 comentarios:

CÂRLOSS dijo...

pues sí, todo ha sido perfecto... sientete guiado en tu viaje, a mí me suelen ocurrir esas cosas... en el momento justo donde puedo encontar una fácil solución... y siempre la hay...

seguiré observándote!!!

un viajero en meloindia dijo...

Una pequeña resistencia al principio para reafirmarte en tu decisión.
Buen viaje!

Capricornio dijo...

Siento el sabor amargo de la situación, de verdad que la actitud positiva aún en la más difícil travesía es el mejor aliento para superarse.

Me demuestras una vez cuanto puedes!, Cuánto vales!!!