jueves, 24 de abril de 2008

24 de abril

24 de abril

El tiempo pasa implacable, pasan las horas, pasan los días y cuando menos pensás, han transcurrido meses y luego años. El plural es ahora parte de mi tiempo pasado y son entonces muchos segundos y al final muchos años.

Yo se que vos estás mucho mejor, sé que has encontrado mejores y más fáciles caminos para avanzar y que yo acá, sólamente espero en el tiempo, éste, nuestro, un momento para entender el porqué de las cosas.

Yo me cruzo con tareas voluntarias para acercarme a lo que vos ya conocés; yo me cruzo con nuevas gentes y también con gentes perdidas del pasado y nada es lo mismo, todo es distinto, pero así, es quizás, la forma que tiene la vida de recordarme quien fuiste y mantener tu presencia a mi lado por siempre.

Si la vida volviera a ser la misma, sería como perderte por siempre y así, nada tendría sentido.

El dolor nunca acaba, el dolor es ahora parte mía y lo abrazo y le llevo conmigo como un trofeo, como una insignia, como un amuleto, como un recordatorio de que nuestra amistad fue para siempre y que eterna será como la vida que llevas ahora y que yo, espero abrazar algún día. El dolor es mi amigo.

Yo ahora soy distinto, de la misma manera que vos. Vos sos una estrella en mi vida y yo una vida nueva, con distintos pensares y con distintas metas; con una visión diferente y con un eterno agradecimiento por tu sacrificio de hacerme ver la verdad de las cosas. Pasar junto a vos esa etapa crucial de tu avance espiritual ha marcado mi ascenso y ahora entiendo que quizás, si las cosas hubieran sido distintas, no sería el que soy y vos, tal vez serías el mismo.

Dos años han pasado Gas y estás tan presente como ausente; pero más que eso, estás eterno, estás en mi ser.

Salud! donde quiera que estés. Para vos mis lágrimas y mis alegrías, mis logros y mis fracasos y sobre todo, mi eterna amistad.

2 comentarios:

Alas al viento dijo...

Las verdaderas amistades siempre trascienden el tiempo y el espacio.

Un besote

Capricornio dijo...

Podría de pronto pensar que esas líneas son para mí, pero la dirección es bien clara. La experiencia en cada uno y la percepción y sentimientos diferente, de eso si estoy claro.

Las amistades: serán por siempre! Y las luces: infinitas