martes, 11 de marzo de 2008

Paso No. 5

Tengo que entender que al amar a mi hermano, me amo a mi mismo, porque soy el y el soy yo, experimentando ambos otras vivencias, pues somos UNO.

Como dijo Jesús: "cuando lo haces por uno de mis hijos, lo haces por mi"

Lo hago por mi, por Él, por todos nosotros y por los demás.

El futuro no depende sólo de mi felicidad personal. Una sola persona que es feliz no sobrevive en un grupo de personas infelices, porque la felicidad sólo logra ser iefectiva si es en conjunto, en grupo, por todos, colectivamente.

Por lo tanto, si lo haces por todos y cada uno, lo estas haciendo por ti, porque TODOS SOMOS UNO.

Gracias Dios por dejar un vínculo entre vos y yo.

3 comentarios:

Alas al viento dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, yo no consigo ser feliz si veo que la gente a mi alrededor no lo es, sobre todo la gente a la que más quiero.

mreina dijo...

Mi felicidad depende del resto, no soy una isla. Todos estamos interconectados. Al menos yo trabajo así
saludos

Lidia M. Domes dijo...

Si yo hago todo lo mejor para estar bien, contribuyo a que todo esté mejor, no arreglo el mundo, sólo lo que tengo a mi alcance...

Si no cambio lo que está a mi alcance para que sea mejor, si no actúo, me estanco, y retrocedo...
Busco m felicidad en mi interior y muestro a quienes quieran saberlo cómo se hace... es lo que puedo hoy...

Csriños,

Lidia