lunes, 10 de marzo de 2008

Paso No. 4

Debo entender que soy uno con el Padre, igual que mis semejantes. Todos formamos parte de El formando UNO; cada experiencia vivida es también vivida por el Padre, cada una de mis acciones contribuye con Su experiencia.

Que cada persona con quien cruzo mi camino en esta vida, ve mi presencia como una experiencia diferente del mismo Padre, es como si viera a ambos a la vez. Soy una extension y parte de la fuente primordial de energia; vivo en el cuerpo y los afanes y tendencias de éste me distraen de mi verdadera esencia.

Soy un ser eterno, parte de la fuerza y acción divina si lo acepto como parte de mi personalidad.

Cada paso que doy sirve para crear el mundo en que deseo vivir. Soy parte de la fuerza creadora del PADRE en este mundo y soy quien creo mi futuro personal, que al combinarse con el de los demas formamos el TODO global.

Gracias Dios por dejar un vínculo entre vos y yo.

3 comentarios:

Capricornio dijo...

Sì eres como el PADRE, sè que existes, a veces te siento y hasta logro escucharte, pero otras veces, pasan dìas sin saber que pasa.... pero yo sigo aquì! y sè que estàs tambièn siempre ahì. Que me escuchas en silencio y me llevas en tu corazòn y tu mente!

un viajero en meloindia dijo...

La realidad en la que vivimos en este planeta, la hemos creado TODOS.
Al darnos cuenta de ello, nos damos cuenta también de que si algo no nos gusta, podemos llegar a cambiarlo, porque lo creamos entre TODOS.
Si respeto la elección de los demás, como respeto la mía, no tendría inconveniente en aceptar el mundo tal cual es. Tal y como entre todos lo creamos.

Haz de luz, el aprendiz de mago se ha transformado :)

Lidia M. Domes dijo...

Así es... si lo creamos, podemos cambiarlo, focalizando la atención en en lo que sí queremos...

Cariños.

Lidia