jueves, 20 de marzo de 2008

Mi luz

Me fui a buscar luz y regresé sin nada.

Ya no soy un haz de luz, sino alguien que busca uno, para recobrar su luz.

Mi búsqueda de iluminación me ha dejado a oscuras.

Te busco.

Si alguien te encuentra, dejate ver o que alguien encuentre mi luz.

4 comentarios:

Lidia M. Domes dijo...

Tu Luz está en tu corazón... no lo dudes ni un instante...

Tal vez no puedas verla pero podrás sentirla si te aquietas y confías...

Yo confío en ti, mi corazón confía en el tuyo...

La encontrarás... lo sé...

Un abrazo de Luz (mientras tanto...)

Lidia

Anónimo dijo...

Pero, qué dices? Estás bobo??? Sólo alguien que lleva luz en su ser puede ver la luz que hay en otros y reconocerla. Cómo hablar de oscuridad, sin ese opuesto de luz? Esa antítesis no es excluyente. Tú la tienes Haz de Luz. No seas tan exigente contigo mismo y fluye en ambos lados cuando el río baje, no te opongas, ni te fuerces, pues haciéndolo así, dejándote ir, el agua vuelve al gran océano de luz. La grandeza de un humano es estar en negros, grises o claroscuros y poder convertirse en luz, da igual las estapas que atraviese, o los recodos o afluentes que le distraigan, dp de todo ahí está todo el mérito: en volver a sentirte en paz y armonía con el universo. No te machaques tanto, por fi, pues si no tienes compasión ni comprensión contigo, cómo la tendrías con los demás?

Un beso de luz!

La Rosa Negra

Alas al viento dijo...

No has perdido la luz, simplemente a veces estamos ciegos y no la vemos, pero todos, todos brillamos... siempre.

Ánimo, espero que la encuentres pronto...

un viajero en meloindia dijo...

son etapas, como el día y la noche, y las dos son hermosas...