jueves, 8 de enero de 2009

A mi sobrino

Hoy es un día especial para vos, uno lleno de gloria y retos. Convertirse en hombre no es sólo cuestión de llegar a una edad válida para la sociedad, sino hacer válida tu participación en ella con las mejores y más buenas intenciones.

Tenés las herramientas necesarias para lograrlo, aquellas que te han ofrecido en el seno de un hogar amoroso y comprensivo. Pocos tienen las oportunidades de apoyo que te ha regalado la vida, personificadas en tus papás y eso debés recordarlo siempre.

Se abre ante tus ojos una inmensa gama de oportunidades y exquisitas cantidades de alternativas distintas que podés hacer tuyas o rechazar, tu valor como ser humano empieza a tener sentido cuando estas escogencias involucran tus buenos deseos de hacer el bien para vos y los tuyos, pero también para los que no conoces, porque entenderás que todo está conectado.

Lo que hagás, tendrá un profundo efecto, tanto en tu vida como en la de los demás, así es como el significado de lo que es ser un hombre de bién empieza a tener sentido.

Tu llegada a la mayoría de edad no está definida por una cantidad específica de años, sino por la calidad de entendimiento que tengás al respecto. Ante todo, uno es ser humano. De vos depende que tipo de ser humano querés ser.

Te mando un rayo de luz en este día tan especial para que ilumine tu camino, uno muy luminoso para que te ayude a encontrar dentro tuyo la dirección correcta, otro para que podás ver tus logros en lo alto y uno más para que podás ver el suelo donde están tus pies y para que te recuerde que es ahí donde empieza todo.

Te mando, por último, un abrazo muy fuerte y todo mi amor. Feliz cumpleaños!

1 comentario:

Capricornio dijo...

La madurez no llega con una edad cronológica exacta, ni a 18 ó 21.
La madurez la alcanza un ser de 12 que perdió a su padre y debió afrontar las necesidades del hogar, el que apoya a su madre, el que carga con responsabilidades, el que vé en el mundo un medio para sí mismo, el que encuentra la luz en un momento justo de su vida.
Felicidades Sobrino de Luz, por tu edad, con la esperanza que el Haz familiar te cubra siempre y te ayude a superar.