miércoles, 30 de julio de 2008

Segundo error metafísico.

2. ENVIAR LUZ A OTROS PARA QUE MEJOREN

Se puede enviar luz o energía a otras personas para que se curen de cierta enfermedad, para que mejoren su situación económica, su vida afectiva, y demás.

La mayoría de estos ejercicios se parecen más a una forma de manipulación que a una verdadera ayuda espiritual. Primero y principal: si se va a ayudar a otro, hay que asegurarse de que la persona lo pida y lo necesite. Si esto no se da, tenemos que trabajar con lo que estamos percibiendo, porque el problema es algo personal que nos atañe a nosotros mismos y no a la persona que está sufriendo.

La mayoría de los problemas son sólo momentos de prueba que está viviendo un individuo; son necesarios y muy útiles para el "despertar de su conciencia". Nunca sabemos en realidad desde afuera cuán importante puede ser para cada persona la situación que está atravesando en determinado momento.

Podemos percibir esa situación como algo terrible, doloroso, injusto o innecesario, pero cualquiera sea nuestra interpretación nunca será correcta ni completa. El enviar la luz a la persona podría acelerar o entorpecer su ritmo personal. Nuestra intervención es innecesaria y, la mayoría de las veces, no es más que un deseo egoísta de que la persona resuelva rápido su problema porque éste nos despierta angustia o dolor. Personalmente, recuerdo que una vez se acercó un amigo íntimo a decirme que estaba muy preocupado por mi situación. Yo le respondí que su preocupación no me ayudaba, que si realmente quería hacer algo bueno por mí, tenía que confiar en mí y saber que mi Guía Interior me revelaría en el momento adecuado lo que yo necesitaba hacer.

En lugar de enviar luz a otros cada vez que veas una situación difícil, comienza por enviarte luz a ti mismo para que tu Guía Interior te haga ver la Verdad que está operando en dicha situación.

6 comentarios:

un viajero en meloindia dijo...

¿qué tal simplemente mandar amor a esa persona o esa situación? Eso no implica que la situación se tenga que resolver rápido, ni tampoco dice cómo tiene que resolverse. Simplemente permites que el mejor aprendizaje ocurra para todas las partes implicada, incluyéndose uno mismo.

Haz de luz dijo...

Siempre, siempre enviar amor es una forma Divina de entender a Dios y eso no puede ser negativo. El problema consiste en que esperamos que con nuestro amor, se "componga" el mundo y el mundo debe seguir su curso natural. Respetando esto, todo está en perfecto orden.

Alas al viento dijo...

No sólo es un error porque se entorpece su avance vital sino porque la mayoría de las veces nos resta luz a nosotros mismos, y necesitamos esa luz.

Bss

Haz de luz dijo...

Buen punto Alas, buen punto. Luz para vos.

G dijo...

Muy bueno pero hay algo contradictorio:

en el segundo error metafisico dice:
"En lugar de enviar luz a otros cada vez que veas una situación difícil, comienza por enviarte luz a ti mismo.."
y en el primero dice:
"ENVOLVERSE EN UNA BURBUJA DE PROTECCIÓN, O EN UNA LUZ..."

que hago entonces??

Haz de luz dijo...

g

Estuve tratando de buscarte, pero no lo logré. Primero, muchas gracias por venir por acá.

Yo te diría que hay dos conceptos distintos en "enviar" luz y "envolverse" en luz. Aunque el hecho de "envolverse" es totalmente válido y sano, cuando se hace por desaparecer o evitar algo (como lo hace la avestruz), ese concepto se vuelve negativo.

La luz debe emanar de nuestro interior y enviarnos luz implica engrandecer ese concepto de amor y poderío interno, que es donde está nuestra fuerza divina para salir adelante.

El trabaja desde nuestro interior y es ahí, donde debe estar concetrada nuestra energía; luego, solo resta entregarla a los demás.

Un rayo de luz.