sábado, 26 de julio de 2008

Instrucciones

Para mí, la vida últimamente se trata de seguir instrucciones. Nunca lo hice antes, siempre me creí capaz de hacer las tareas sin seguir las reglas, incluso los exámenes. Más de una vez, me encontré con sorpresas desagradables, cuando me daba cuenta que en la primera instrucción de un examen decia algo asi como: "Una vez leídas las instrucciones, por favor entregue el examen a su profesor, tome una hoja en blanco y redacte un ensayo sobre un tema libre, está usted excusado de hacer esta prueba"

Yo, como siempre me brincaba la lectura de las instrucciones y me concentraba en mi trabajo, me sorprendía a veces ser el único que había tenido que realizar el examen; yo siempre pensé que sería tonto detenerme a leer una explicación de lo que ya sabía que tenía que hacer, contestar las preguntas, así que empezaba a hacer lo que sabía.

Tuve muchísimas veces oportunidades de aprender a leer instrucciones, pues El me colocaba en posicisiones exactas para emprender a hacerlo, pero yo siempre me sentía con la absoluta seguridad de poder hacerlo sin tener que recurrir al instructivo. Sin embargo, me sorprendo miles de veces estableciendo una conversación con un extranio, solo para preguntar una dirección que necesito tener clara, aunque ya la sepa; o bien, investigando sobre el lugar donde está colocado un artículo en el super; o asegurándome sobre el nombre de alguien más. De alguna manera creo buscar oportunidades para establecer contactos con la gente, pero me aburre sobre manera tener que tomar un pedazo de papel para leer una indicación.

Para mí, últimamente la vida se trata de seguir instrucciones. Entonces, si debo seguir instrucciones... pero no sé leer instructivos y me encanta recibir indicaciones para establecer conexiones con otros, El debe haber recibido mi mensaje o yo haber entendido el suyo. Mi vida empieza a tener claridad de la mano de desconocidos que me indican la ruta que debo seguir, espero no equivocarme, empiezo a seguir mi intuición.

Es probable que me ausente de tanto en tanto por acá, ya lo habrán notado. Pero igual estoy ausente en otros sitios que han sido maravillosamente enriquecedores para mi. Espero haber dejado una huella suficientemente firme, como para regresar y verlos nuevamente acá.

Un rayo de luz

3 comentarios:

un viajero en meloindia dijo...

Por aquí andaremos.
Yo muchas veces también me salto las instrucciones, sobre todo cuando se trata de aparatos eléctricos :)
Buen camino

Lidia M. Domes dijo...

Yo voy y vengo, como siempre, a veces más, otras menos, pero siempre vuelvo, me gusta compartir y me gusta tu forma de estar aquí. Sé que te encuentro y siempre me gusta volver...

Cariños,

Lidia

Lidia M. Domes dijo...

Con respecto a las instrucciones, suelo leerlas, aunque no siempre las comprendo ¿?

Lidia