miércoles, 9 de julio de 2008

Mis intentos de sueños dirigidos


Cada vez que intento tomar conciencia de mis sueños o más bien, caer en ellos de manera conciente, me gana la batalla toda esa bulla que hay en mi interior, sobre mi trabajo, sobre mi familia, sobre mis deseos y sobre mis necesidades, sobre necesidades ajenas y sobre expectativas; hay demasiada interferencia que no me permite "avanzar", pero vamos, lo sigo intentando, aunque no soy constante porque me desanimo.

Empiezo por escuchar un zumbido aproximarse, luego ese zumbido se apodera de mi cuerpo y es como si yo estuviera siendo "zarandeado" o elevado sistemáticamente, como montado en una hélice intermitente y que intermitentemente me envía lejos de un centro de gravedad, pero me regresa.

Luego "caigo" (lleno de angustia) y trato de conseguir estabilidad emocional y conciencia y trato de "moverme" espiritualmente, no de manera física, trato de separarme de mi cuerpo con tantísimo deseo, que él mismo me atrapa y me inmoviliza de tal forma que me agoto y termino por rendirme.

4 comentarios:

un viajero en meloindia dijo...

Los sueños y ser consciente en ellos... es una de mis pasiones!!!
Merecen un post por mi parte
Que alegría da cuando por una milésima de segundo caes en la cuenta de que estás en un sueño!

Alas al viento dijo...

Creo que es muy complicado deshacerse de las preocupaciones... el consciente tiene fuerza pero no es en ninguna medida comparable con el subcnsciente.

No te desanimes!!!

Bss

Anónimo dijo...

Hola, Haz de luz. No te voy a decir quién soy,a ver si lo adivinas ;) Pero este post tuyo me ha "obligado" a escribir sobre eso muy pronto. Hay un método que da resultado normalemnte, a ver si así...

Muchas luz para ti y besos.

Capricornio dijo...

NO será más fácil intentar dominar sueños estando despierto? Ese proceso de relajación mental y reflexión, donde la mente pueda crear el sueño, las imágenes???

Justo antes de dormir me llegan siempre cuadros, diseños, figuras abstractas, luces, rayos y cientos de cosas que quisiera tener una cámara para filmarlas, un papel para dibujar, pero al abrir los ojos todo desaparece...son cosas que nunca concientemente he visto, no se qué son, algunas tienen forma y lógica otras son como espejismo...mientras tanto, las disfruto.