martes, 16 de octubre de 2007

El amor divino

Si tan solo aprendemos a amar a los que nos aman, estaremos destinados a vivir una vida limitada y mezquina.

Por cierto, el amor humano puede ser recíporoco, pero el amor divino, en toda su búsqueda de la satisfacción, se dirige hacia afuera. Cuando menos amor haya en la naturaleza de una criatura, más grande será su necesidad de amor y más tratará el amor divino de satisfacer esa necesidad.

El amor no es jamás egoísta, y no puede ser autoregalado. El amor divino no puede ser autocontenido; debe ser donado generosamente.

4 comentarios:

Aprendiz de mago dijo...

Según mi percepción cuando sentimos gratitud nace dentro de nosotros amor divino. La gratitud me impulsa a dar por el simple hecho de compartir lo bien que me siento en ese momento por dentro.

Lidia M. Domes dijo...

Por ahora con amor humano, se hace lo mejor que se puede cada día, y cada día un poquito más, seguramente!!!

Un abrazo!

Lidia

María R. P. dijo...

Sin amor humano (sin recibir amor a cambio) se puede vivir aunque lo deseamos normalmente, pero sin amor divino... ¡estamos muertos en vida!

Excelente forma de explicarlo Haz de Luz, te estás convirtiendo en todo un maestro. Y no lo digo para alimentar tu ego sino para animarte a que sigas así ya que los demás necesitamos tu sabiduría.

Sirah dijo...

Anda mi Mariita, escribió aquí antes que yo.. andamos en la misma onda, jeje:)

No recuerdo donde lo leí, pero lo que tú llamas amor divino (por cierto importan un pepino las palabras usadas, solo importa si estás tienen esencia, si tienen vida dentro).. el caso es que creo que fué Erich Fromm, el gran maestro del amor, quién creo definio lo que tu llamas amor divino como amor de humanidad. Y aunque las palabras no importan nada, a mi me gusta mucho este concepto, porque lo siento en el corazón desde muy chiquita. A pesar de que muchas veces me cabree con intensidad con los pertenecientes a la humanidad "menos evolucionados" que son los que más daño hacen a sus congeneres más débiles. Hacia ellos es más difícil sentir amor, en todo caso compasión acompañada de humano enfado..

Pero si se siente empatía de verdad, hasta puedes ponerte en su lugar.. un poco. Aunque sentirás muchas más gratitud por cada enorme luz resplandeciente proveniente de los actos de los seres más evolucionados que te encuentres por el camino (y me refiero en concreto y exclusivamente a aquellos que tienen la empatia y el sentido ético combinados, más desarrollado)

Un fuerte abrazo para mi haz de luz:)
Sirah