sábado, 31 de mayo de 2008

Conversaciones con vos.

Vos podés llamarle YO, vos podés llamarle Dios o también podés llamarle Mi Interior; pero tenés que reconocer una diferencia entre ese SER y tu conciencia.

Tu conciencia forma parte de tus valores aprendidos, de tu intelecto y tu capacidad de discernir sobre lo bueno y lo malo; tenés conversaciones constantes con vos mismo y a veces confundimos ese intercambio, con una comunicación Especial, pero solo vos podés definir si en verdad lo es, pues es diferente.

El silencio ayuda y muchas veces he hablado de ello, pero incluso con basura sónica podés recibir "mensajes" escritos en rayos de luz y en los silvidos del viento. Algunas veces tienen cara de pobreza, pero también vienen, con mucha frecuencia en tu vida diaria, con caras muy familiares. Algunas veces es una frase, otras veces es un color o incluso un sabor que te lleva a divagar por vidas pasadas de cuando fuiste un niño y si ponés atención y aprendés a retener el mensaje, puede que tengás la suerte de repetir episodios viejos en los que tuviste una mala pasada, pero ahora con un carácter más firme, podrás lograr mejores resultados.

Lo que sí es completamente cierto, es que necesitás tiempo para vos. En la medida de lo posible, tomá unos minutos del día para regresarlo a tu esfuerzo diario y dentro de ese tiempo, aprendé a hablar con ese Interior tuyo que tanto te espera y que tanto tiene que comunicarte. En principio, ese Ser, solo espera que abrás la puerta, aun y cuando no estés en capacidad de escucharlo todavía. El solo quiere ofrecerte Su amor libremente y vos no necesitás hacer nada.

Un rayo de luz.

3 comentarios:

Alas al viento dijo...

Muy buena reflexión. Pero cómo se distingue si ese diálogo es con OTRO o es con uno mismo?

Besos

un viajero en meloindia dijo...

Me gusta el silencio que llega cuando sientes paz dentro de ti.
Ese silencio te permite ver con mayor claridad.
Es un pequeño tesoro, y lo tenemos ahí bien cerquita!
Permitir que el silencio nos llene la mente de tranquilidad, que calme las emociones... que nos sintamos en calma...
hoy sentí paz de nuevo en la naturaleza
y vuelvo a sentir paz a esta última hora del domingo
tranquilidad, serenidad, amor
sin nada en que pensar... que felicidad!

Capricornio dijo...

Te dejo el siguiente enlace, es sobre la biblia electrónica, están creando un base con blogs referentes al tema. Solo es una sugerencia
www.logos.com/es/