martes, 28 de agosto de 2007

El proceso

Primero... tenés que eliminar toda la bulla a tu alrededor,
la bulla que oís, la bulla que ves;
la bulla que sentís, la bulla que recordás.

Tenés incluso que eliminar la bulla que causan los remordimientos y los arrepentimientos,
ellos de nada te sirven, solo significan un peso que impedirá que volés libremente.

Para ello, tenés que escuchar esa bulla y entenderla y luego, de a pocos....eliminarla,
una por una, hasta que quedés conciente que estás vos y el silencio.

Te sorprenderás de las cosas que empezarás a escuchar.

Un rayo de luz.

1 comentario:

Capricornio dijo...

Nuestra mente siempre esta llena de RUIDO (bulla), algunos gratos otros no. Unos con intención y otros sorprendentes. Eliminarlos, alejarlos es un proceso difícil para cualquier humano.
He ahí la tarea de encontrar energía, comunicarse con el alma, desprenderse del cuerpo, buscar la luz del interior, para alejar los ruidos. Cierto, en el silencio se encuntran grandes cosas: Te encuentras a un ser maravilloso: tu mismo.