martes, 31 de julio de 2007

Las emociones

Las emociones deben trabajar para nosotros y nunca debemos permitir que nosotros terminemos trabajando para ellas. Escuché a alguien hablar de lo que él llamó: "secuestros emocionales" que son precisamente aquellos episodios de los que somos presa de nuestras propias emociones y que en muchas ocaciones no somos capaces ni de darnos cuenta del evento.

Pecamos entonces de ignorancia o de negligencia? Ignorancia de conocimiento interno o más bien negligencia por no conocernos. Yo creo que debemos apuntar por conocernos a nosotros mismos para poder inducir nuestras acciones hacia el camino que nos coloque en paz con nosotros y nuestro entorno; si no nos conocemos, no seremos nunca capaces de saber como dirigir nuestras emociones y permitiremos entonces que estas nos "secuestren".

Cada emoción trae consigo una reacción fisiológica y estas reacciones están comandadas por las endorfinas. Existen tres maneras de liberar endorfinas y esto, está demostrado científicamente:
  1. La primera de ellas es comer chocholate, aunque hay muchos a quienes esto, no los afecta.
  2. La segunda es sonreir; al sonreír utilizamos músculos que presionan algunos puntos y glándulas en nuestro rostro que permiten la liberación de un torrente de endorfinas que por supuesto, puede ser contagioso, pues si sonreímos, hacemos sonreír a otros.
  3. La tercera es con el sexo; el ejercicio físico y la presión y contacto con un cuerpo distinto al nuestro, permite accionar una cadena de emociones que liberan endorfinas y mejoran nuestro humor; el torrente sanguineo, además, lleno de oxígeno, nos permite ser personas más felices.
Por esto, la próxima vez que crea necesitar felicidad, tenga sexo, coma un chocolate o sonría y en el mejor de los casos, empiece comiendo un chocolate dirigiendo su sonrisa hacia la persona con la que quiere tener sexo y quizá, la magia de la mezcla le permita ser una persona dichosa, muy dichosa.

Un rayo de luz para todos!

4 comentarios:

Capricornio dijo...

Lo que está escrito es muy cierto. Pero yo te cambio el chocolate por un tequila o un buen vino y todo lo demás se arma de maravilla!

Bree dijo...

¡Mea culpa!...reconozco que muchas veces (muchíiisimas) me secuestran mis sentimientos...pero mira por donde tus consejos creo que me ayudarán...
Muy buen post.

Haz de luz dijo...

Capricornio, lo que pedís es una borrachera...jaja...pero igual de válido.

Bree. Gracias por la visita, lindo tu blog, estaré visitandote de seguido.

Espero terminar pronto esta ráfaga de trabajo que tengo para poder volver a ser el haz de luz de siempre.

Viviana dijo...

No sé si volverás al de siempre, o si alguna vez fue mejor...lo miro todo y muy seguido, no lo veo abandonado. Por el contrario, muy bien atendido...mira, hasta con chocolates, sonrisas y esas cosas fantásticas, como la buena música por ejemplo...je.
Besos, un placer pasar por tu puerta entornada.
Vivi