domingo, 14 de junio de 2009

La vida, es solo un paso.



Todo empieza con un enternecedor llanto de vida. El ser humano abre sus ojos a la vida y por una cuestión de lógica científica, debe esforzarse por aprender a respirar. Si no llora, sus pulmones no se expanderán y por lo tanto, no podrá respirar.

Durante 9 meses ha estado en el seguro seno materno usando nada más que las funciones vitales de su madre para alimentarse, aunque claramente tiene su propio sistema nervioso, lo que nos permite definirlo como un ser humano individual.

Desde el instante mismo de su llanto, todo es alegría alrededor o al menos así debería ser.

Luego viene la vida misma, esa que te enseñan a vivir de la mejor manera y que algunas veces no logras controlar.

A tu alrededor están los otros, aquellos que te hacen ser lo que sos. Nunca sos completo sin una familia pues tu familia te da sentido de pertenencia. Nunca estás completo sin un grupo de amigos, pues tus amigos te dan sentido a tus escojas. Tus logros son en realidad para ellos, tus anhelos, tus tristezas y tus alegrías no serían nada si estuvieras solo.

Luego viene la partida, con mucha suerte, esta empieza con la partida de otros que te enseñan el camino que has de seguir alguna vez.

Un tributo para mi eterna amiga Vivi, por lo mucho que me ayudaste a encontrar en mi.

Un rayo de luz para vos y mis lágrimas.

2 comentarios:

Capricornio dijo...

la vida tan solo es un paso, y así ya Vivi lo ha dado, terminó antes su paso antes que el tuyo, pero todos caminamos por la misma senda.
De la materia a la luz!
Te entiendo y estoy contigo.

Shanty dijo...

La pérdida de un ser querido es doloroso, como lo es el hecho de saber que todos vamos a lo mismo.

Un abrazo.